Blogia
silvestrin

Locura en el tren de cercanías




¿Cuál mago de CCS eres?


El tren de cercanías hoy en día ya no es solo un transporte público, también puede convertirse en el tren del infierno o de la locura según la gente que haya en el vagón que has entrado.
En un tren puedes encontrarte los típicos rumanos, gitanos, pobres en general pidiendo por sus familias desamparadas, y llevando en brazos a un niño, que no tiene culpa alguna, y lo van llevando arriba abajo mientras su madre, hermana, tía, o vecina grita a pleno pulmón que necesita dinero para la leche de su bebe, o que vive de la comida de la basura.

Después también están los amenizadores, que con una guitarra, acordeón e incluso lo más sofisticados tienen un sintetizador lo ponen a toda pastilla y se ponen a cantar una canción que nadie conoce, o que es conocida pero ellos la han hecho irreconocible. También es cierto que algunos con mayor talento musical que otros.

Pero con lo que no puedes luchar es con las personas que viajan como tu en el vagón hacia su destinación, y por diferentes hechos no están muy bien de la cabeza. Con un caso así me encontré yo ayer, iba de camino a casa de mi novio cuando vi una mujer hablando tan tranquila, yo claro pensé que estaba hablando con alguien de enfrente, hasta que la persona de enfrente se fue y esta persona vamos a llamarla “La loca” seguía hablando. La loca empezó a decir que ella no llevaba la ropa a sanitas ni a esos contenedores porque después, la ropa no la dan a los pobres si no que la revenden en los mercadillos y que además si tu tienes una foto de la persona que odias, puede ser tu tía, lo mejor que puedes hacer es tirarla o quemarla, porque de que te sirve tener una foto de una persona que odias. Todo esto haciendo paradas de vez en cuando y mirando a izquierda y derecha, además de que cada vez su tono de voz se hacia mas elevado.

Así que como La loca no paraba una mujer le pidió no de una manera muy cortes que se callara, y empezaron a chillar a insultarse hasta que la chica que le grito se callo y La loca le dijo, que había exorcizado el espíritu que tenia detrás y que por eso callaba y que no intentara insultarla mas o la maldeciría. Siguieron chillando y al cabo de un rato se callaron no sin antes La loca girase hacia la ventana y escribir algo en ella, y quedarse tan feliz.

Y aquí se acabo la aventura del tren, menuda media hora más asfixiante la verdad. Como no tengo foto de lo que ocurrió pongo el tipo de brujita que soy.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres