Blogia
silvestrin

Crónica de un viaje

Bueno chicos ya estoy aquí de nuevo para contaros como fueron las vacaciones en Alsacia, que ante todo fue ver muchas catedrales, andar y hacer muchos kilómetros en bus.
Salimos de Mataró el día 5 hacia Orange donde comimos y de allí nos dirigimos hacia Dijon donde pasaríamos la primera noche, ya que aun nos quedaban bastantes quilómetros hasta Strasburgo, al día siguiente a las 7 de la mañana nos levantamos a la 13:00 llegamos a nuestro destino, comimos y acto después fuimos hacer una visita a la ciudad vimos el parlamento europeo y el palacio de los derechos del hombre (por fuera claro) y estuvimos paseando por el parque de la cigonye (parque de las cigüeñas) ya que el símbolo de Strasburgo son las cigüeñas.
Palacio de las naciones unidas Una de tantas cigüeñas 
El día 7 nos dirigimos bien tempranito hacía Alemania, íbamos a ver la denominada selva negra y para ello deberíamos ir a Mumelsed que es la parte más alta de esta y allí podríamos comprar la típica bruja, una vez hecho esto nos dirigimos hacía Freudenstad donde hicimos una pequeña parada, y de allí a Freiburg, que es denominada la ciudad ecológica, ya que gran parte de su población va en bicicleta y durante parte del año viven muchos universitarios en ella, ya que allí se fundó la primera universidad de Alemania. Después fuimos a ver el lago Titisee, que es de origen glaciar donde se debe comprar el reloj de cucut (más que nada porque es donde está más barato) aunque yo además compré una camiseta para mi padre, y un bol con una muñeca vestida de la forma típica de Alsacia con 3 potitos de miel (blanca, negra, y combinada con blanca y negra) y una botellita de licor de cereza. Volvimos a Strasburgo y después de la cena fuimos a ver la catedral ya que por ser el 150 aniversario de Bach la iluminan al son de la música clásica.
La selva negra Comiendo
Catedral de Strasburgo Lago Titisee
Día 8 partimos para coger el tren de la Doller un tren que va a carbón y que hace un recorrido por el valle del Massevoux este nos llevara a Colmar donde visitamos la ciudad y después de comer volvemos a Strasburgo a visitar la Petit France.
El tren de la Doller Entrada de la petit France
Día 9 teníamos que ir al castillo del alto Konenigsbourg, lo que yo no sabía es lo alto que estaba este castillo y el frio que hacía allí ya que me puse un pantalón pirata y una camiseta de manga corta a 10 grados.  El castillo esta en lo alto de una montaña siendo este un castillo fortaleza y que fue destruido varias veces hasta que en 1900 un arquitecto lo restauró dejándolo como está  ahora. Una vez bien congelados  nos fuimos a Selestat donde allí no hay mucho que ver aunque es donde se encuentra la mayor biblioteca humanista. Por último volvimos a Strasburgo a dormir.
conejito jardinero Crocodile
Día 10, nos hacen levantar a las 5:45 para poder ir a Bingen donde cogeremos el crucero que nos llevara por el Rhin hasta Koblenz. Por el crucero podremos ver más de 50 castillos y ver el peñón de la Lorene, donde se decía que los barcos se estrellaban al oír el canto de esta Ninfa. Una vez llegado al destino, nos dirigimos hacía Frankfurt, donde dormiríamos.
Dormiamos con polares La habitacion de Frankfurt
Vista de Frankfurt 
Los días 11 y 12 son de transición ya que vamos de bajada hacia España pasando por Metz, Montachin y Nimes, donde lo único que veríamos seria los hoteles donde nos alojaríamos o los restaurantes donde comeríamos, para llegar por fin a Mataró.Como podéis ver a sido un viaje largo, donde hemos visto muchas cosas, y sobre todo nos hemos divertido con la gente que nos ha acompañado, Pennywise y yo éramos los más jóvenes del grupo así que nos sentíamos como una gran familia, teníamos papas, mamas y sobretodo un par de abuelas muy divertidas que eran consuegras. 
El grupo
También había un par de personas bastante raritas una de ellas era una pareja la cual no paraban de fumar, y para mí que lo que fumaban no eran cigarrillos ya que después de una de sus fumadas aparecían bastante “mareados”, otra de estas personas era una mujer la cual creo que no caía bien a parte del grupo, ya sea por comportamiento algo finolis, o porque simplemente tuvo la mala suerte de no caer bien. Luego también había una abuelito que con sus 80 y pico de años, había ido hasta la Antártida me pareció increíble, me gustaría estar a su edad así.
En definitiva un viaje que me ha encantado, me lo he pasado bien, he disfrutado, me he cansado de lo lindo andando pero lo volvería a repetir sin dudarlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Cho Hakkai -

Ke flipada de viaje!!!. Yo a lo máximo que voy a ir es a Barcelona, pero eso sí me tenéis que hacer una wena guía turística jajjaa.

Oye, que bonitos los sitios que habéis visitado!!. Me encanta.

shon -

Me alegro mucho que hayais disfrutado de lo lindo en Alemania ^^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres