Blogia
silvestrin

Homenaje a Coco

 

Algunos ya lo sabréis, porque lo he colgado en Facebook, y otros no. Pero hace unos días el perro de mi abuela y el de toda mi familia ha muerto a la edad de 17 años perrunos (que ya son años)

Coco llegó a nosotros de rebote, una vecina acababa de tener cachorros y fue casa por casa regalándolos, dio la casualidad de cuando llego a casa de mi abuela mis primos y tíos estaban todos allí y al ver al cachorro le pidieron que se quedara con él. Mi abuela al no poder hacer nada dijo que vale, que se lo quedaba pero que si todos colaboraran, los primeros meses es cierto que si todos pusieron parte de su parte, pero quien realmente se encargaba del perro era mi abuela.

Al cabo de los años, mi abuela ya no se podía hacer cargo del perro, porque este podía más con ella que mi abuela con él, así que le pidió a mi padre (que tiene una casa en el campo) que lo subiéramos allí y que al menos las navidades las pasara ella tranquila, lo que empezaron siendo unas navidades acabaron convirtiéndose en 5 años, con lo que el Coco pasó a ser nuestro. Le teníamos preparada una caseta para que no pasara frio y un comedero. Cuando Coco subió al campo, realmente el pobre estaba ya más muerto que vivo y pensaba que no pasaría de esa navidad, pero como quien no quiere la cosa, él dijo que hay estaba y revivió (el aire puro es lo que tiene) Y ha estado 5 años viviendo en la naturaleza y a sus anchas.

Estos últimos meses que han pasado, lo hemos visto más apagado, siempre ha tenido un pinzamiento en la espalda y ahora se le notaba mucho más a la hora de levantarse, además se empezó a quedar ciego, por cataratas y veíamos como los ojos se le iban apagando poco a poco e incluso ya comenzaba a estar algo senil, porque se pasaba el día yendo de la puerta a la cocina y viceversa. Aún así el seguía al pie del cañón.

Por desgracia la última nevada, ha sido demasiado para él y decidió que quedarse dormido era lo mejor que podía hacer y así ha sido. Mi padre subió para al campo, para rellenarle el comedero y se lo encontró enrollado en una esquina dormido.

Todos en casa estamos muy tristes porque ya no esté con nosotros, nos burlábamos de que él nunca se moriría, porque solo quería darnos la vara y así iba a seguir siendo, pero ahora que no está todos lo echamos de menos y será difícil subir al campo y no esperar verlo aparecer renqueante para darnos la bienvenida, a lo que se convirtió en su campo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Pennywise -

Se hará raro no verlo más, pero ha vivido muchos años y fue un perro que vivió bien :)

Muramasa -

Vaya... Lo siento.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres