Blogia
silvestrin

SGA: cap 5 La sospecha - cap 6 El fin de la infancia

cap5 y cap 6

Capitulo 5: La Sospecha

Ultimamente todas las misiones a través del stargate son bastante peligrosas, allá donde van Sheppard y su equipo los están esperando siempre los Wraith. Weir y todos creen que hay un delator, más concretamente entre los Athosianos. Es así como se les empieza a restringir el acceso a ciertas zonas y quedan suspendidas hasta nuevo aviso viajes por el stargate a todos los miembros residentes en Atlantis.

Durante este periodo Mckay y un compañero científico descubren que el techo del hangar de los Jumper se puede abrir para que estos salgan, y Sheppard junto a Ford deciden explorar la superficie del planeta y hacen un gran descubrimiento. Encuentran tierra firme. Los Athosianos al enterarse de este descubrimiento y viendo que en la base son tratados como ciudadanos de segunda deciden irse a vivir a la tierra encontrada, todos menos Teyla.

Así los viajes a través del stargate son reanudados, pero al poco de llegar los Wraith vuelven atacar, dejando una gran sospecha sobre Teyla. Al volver a Atlantis, ordenan a McKay que inspeccione las pertenencias de Teyla para ver si lleva un transmisor encima. Tras una breve investigación descubren que un collar que llevaba Teyla en el cuello y que al parecer encontró Sheppard en una cueva que la llevo ella cuando estaban en su planeta natal, despide una pequeña lectura de energía con la cual pueden ser detectados. Sabiendo ya que no hay ningún traidor en la colonia y que todo es debido a fruto de la casualidad, deciden jugar con ese punto a su favor y capturar a uno de sus enemigos para estudiarle y sacarle información sobre los Wraith, la misión es un éxito y consiguen atrapar a uno pero este les advierte que al haberle capturado, han adelantado lo inevitable. Su destrucción.

 

Capitulo 6: El fin de la infancia

Sheppard, Mckay, Teyla y Ford, están inspeccionando un nuevo planeta a bordo del Jumper, cuando de repente este falla y se estrella en la superficie. Descubren que el fallo es debido a un campo electromagnético que se está  emitiendo al parecer desde unas ruinas antiguas.

De entre la espesura del bosque aparecen unos niños con arcos y flechas que les apuntan y  Sheppard les convence para que les lleve con ellos y nos les hagan nada. Al llegar al campamento descubren que solo hay niños por la zona y que la persona más adulta  la cual llaman el anciano solo tiene 24 años (a punto de cumplir los 25). Tras charlar con esta persona, descubren que en ese planeta hay la creencia de que los Wraith no les atacan porque no son un rebaño lo suficiente maduro para ellos, y esto lo consiguen ya que al cumplir 25 años, se suicidan haciendo que la población solo conste de niños.

Mientras Mckay ha encontrado el origen de la señal electromagnética, un aparato alimentado por un MPC, así que sin cortarse un pelo decirse llevarse este para estudiarlo en Atlantis, haciendo que las ciudades de los niños queden desprotegidas.

El anciano del pueblo donde se encuentra Sheppard, le pide que le acompañe en el ritual de preparamiento para la muerte, mientras este se celebra, Sheppard ve que en uno de los monumentos que tienen los chicos en su pueblo hay un brazalete Wraith que está emitiendo una señal para que estos vayan al planeta.  Sheppard lo consigue destruir, pero había gente del pueblo que no estaba de acuerdo con que adultos rondaran por allí, y al ver el acto de Sheppard aun se ponen más en su contra.

McKay por su parte descubre que el MPC no  les puede servir en la Atlantida, así que decide devolverlo a su lugar, pero hay un problema no es tan fácil volver hacer que se active y una sonda Wraith ha llegado al planeta.  Los ánimos se caldean, y los partidarios de echar a Sheppard por la fuerza se hacen más fuertes, en un forcejeo, el anciano resulta herido en el hombro, pero por suerte Mckay consigue activar el MPC y el peligro desaparece haciendo ver así, a los que estaban en contra de Sheppard y compañía que lo que realmente les protege de los Wraith no son los sacrificios ni que no haya adultos entre ellos, si no el escudo que se instalo tiempo atrás.

Así se descubre que los sacrificios no era más que un control de natalidad del planeta, ya que el escudo protector no cubría por entero el planeta y eso hacía que si la población traspasara el escudo no estuvieran protegidos. Para evitar más sacrificios, Mckay manipula el aparato para extender el campo lo suficiente para que no se gaste la energía pero lo suficiente para que puedan mantener una vida tranquila.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres