Blogia
silvestrin

Cosas de conejos: El amor pasa por el estomago

Nuestros conejos enanos por naturaleza son exclusivamente herbívoros. Como todos los conejos, comiendo han de desgastar sus incisivos que crecen continuamente.
Cuanto más entrenidos están royendo, masticando y triturando alimentos, tanto mejor es para el desgaste de los incisivos. No importa tanto la dureza del alimento ingerido, como el roce continuado de los dientes. Asimismo, la ingestión de alimentos satisface la necesidad natural de actividad.

Para mantenerse sanos, los conejos han de comer continuamente (durante 24h ingieren aproximadamente 80 pequeñas colaciones). Su estomago es muy pequeño y el contenido estomacal no es transportado or movimiento musculares sino por la siguiente porción de alimento masticado.
Este tránsito pasivo por el tubo digestivo, que mide de cuatro a seis metros, dura días y se necesita un continuo "reabastecimiento". Por esta razón es esencial que el conejo tenga siempre algo para comer o para roer a su alcance.



Puede ocurrir que, en alguna ocasión, se haya olvidado ponerles la comida y entonces tengan mucha hambre; esto es perjudicial para ellos ya que entonces ingieren demasiada cantidad y muy deprisa. Esto hace que queden rápidamente satisfechos, no coman continuamente y que el contenido intestinal no se mueva, provocando que éste quede estancando, fermemente, se pudra y provoque la formación de gases. La consecuencia inevitable son severos trastornos digestivos.

Por esta razón y para garantizar una digestión sin problemas, deben disponer siempre del mejor heno como aporte de sustancia lastre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres